Benidorm Costa Blanca Alicante
Alicante

8 lugares con encanto para hacer turismo en la Costa Blanca


Hacer turismo en la Costa Blanca es una de las experiencias más fascinantes que puedes vivir en verano. Multitud de planes te esperan en este tramo de litoral correspondiente a la provincia de Alicante. Al norte, una cadena de montañas transcurre paralela al mar al que desciende en forma de acantilados, mientras que el sur nos fascina con sus arenales, palmerales y salinas. Con una temperatura superior a los 17 º durante todo el año y con “un puñado” de maravillosos rincones por disfrutar, la Costa Blanca puede presumir de ser una de las regiones costeras más turísticas de España. Toma nota de todos los lugares que no te puedes perder.

¿Qué visitar al hacer turismo en La Costa Blanca?

Dénia

Dénia - turismo en la costa blanca

Su puerto pesquero y sus bellos barrios de pescadores encalados de blanco, enamoran a todo aquél que la visita. ¿Entre sus imperdibles? Su castillo, con importantes vestigios de arquitectura islámica, donde se ubica el Museo Arqueológico Palau del Governador, que muestra el desarrollo de la ciudad desde el siglo II a. C. hasta el siglo XVIII; la iglesia y el convento de San Antonio; la iglesia de la Asunción; las ermitas de la Conquista; el Museo del Juguete y el Etnológico.

Muy cerca, no puedes perderte el parque natural del Montgó, declarado como tal en 1987, que se extiende desde el cabo de San Antonio y la reserva marina del cabo de San Antonio, que protege los fondos submarinos de la zona.


Jávea

javea turismo en costa blanca

Situada al pie del Montgó y a 97 km de Alicante, se encuentra esta bonita ciudad marinera. Nos encanta su casco antiguo de ambiente medieval, con un laberinto de calles y pequeñas plazas de aire señorial donde se puede visitar la iglesia-fortaleza de San Bartolomé así como el Museo Arqueológico y Etnográfico Soler Blasco, que ocupa un palacio gótico y exhibe colecciones de objetos de la época fenicia, romana y visigoda.

Calpe

Playa Cantal Roig. Visitar Calpe- turismo en la costa blanca
Playa Cantal Roig. Fotos Consejalía de Turismo de Calpe

Situada al pie del peñón de Ifach, esta bella localidad pesquera enamora por su pintoresco casco antiguo de típicas calles marineras y pinturas al fresco en las paredes de algunas casas. Su interior esconde tesoros como la iglesia parroquial de estilo gótico-mudéjar, única en la Comunidad; el torreón de la Peça; los restos de un fortín y las plazas de la villa.

Bordeando el litoral se extiende el paseo marítimo, donde se hallan los llamados Baños de la Reina, antigua fábrica de salazones romana. Y desde la ermita de San Salvador, que se alza sobre una colina, se pueden contemplar unas vistas panorámicas increíbles. No te olvides la cámara.

Para los amantes de la Naturaleza, un imperdible es el parque natural del peñón de Ifach, que protege la gran mole de roca de 332 m de altura, todo un símbolo de la Costa Blanca. En el Aula de Naturaleza obtendrás toda la información sobre el parque.

Altea

Altea Costa Blanca Alicante

Fundada en 1604, Altea conserva un maravilloso casco antiguo, considerado uno de los más bellos de la Costa Blanca. Aquí vas a poder disfrutar de buenas playas, un encantador paseo marítimo y un puerto con gran actividad pesquera. El casco antiguo es un laberinto de escalonadas callejuelas empedradas, miradores y casas blancas con balcones de hierro, que se distribuyen en torno a la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Consuelo, rematada por cúpulas de tejas azules y blancas.

Benidorm

Benidorm Alicante

Benidorm, situada a 42 km de Alicante, es el principal enclave turístico de la Costa Blanca. Si te gusta el mar, vas a poder disfrutar de dos excelentes playas: la de Levante y la de Poniente, que están consideradas entre las mejores de Europa.

Pero Benidorm también conserva un agradable casco antiguo, con estrechas callejuelas que recorren el pequeño Cerro Canfalí, el antiguo pueblo de pescadores, donde se encuentra la iglesia parroquial de San Jaime.

Siguiendo con la visita nos encontramos el castillo-mirador, donde se asentaba la antigua fortaleza que defendía Benidorm durante los siglos XIV-XVI, también llamado Balcón del Mediterráneo, adornado por cerámicas de varios colores.

Guadalest

Guadalest Alicante

Guadalest es un pequeño pueblo fundido en la roca, situado en lo alto de un peñasco y dividido en dos partes: el propio pueblo, atravesado por la costera del Portal, y el castillo, al que se accede por el llamado portal de San José, que se abre a un túnel en la roca. Una vez dentro, se debe seguir por una única calle, bordeada de casas encajadas en la roca, distribuidas en la meseta del peñón.

Más adelante se llega a la iglesia de la Asunción para desembocar en un cementerio y en lo que queda del castillo. Desde lo alto podrás disfrutar de unas inigualables vistas panorámicas.

Villajoyosa

Villajoyosa Alicante

Capital de La Marina Baixa y famosa por sus industrias chocolateras, Villajoyosa es una bella localidad que todavía mantiene su vocación marinera pese a haberse convertido en un importante centro turístico de la Costa Blanca. El casco antiguo, que aún conserva gran parte de sus murallas medievales y un torreón, se levanta sobre un promontorio que domina la parte baja, donde se hallan el paseo marítimo y el puerto, frente al cuál se extiende el barrio marinero del Arsenal, con curiosas casas pintadas, así como la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

También merece la pena una visita al Museo Etnográfico y al Museo de Chocolate Valor. Y en las cercanías, el conjunto arqueológico de Torre de la Cruz y Torre de Sant Josep, conocido como las torres de Hércules, un monumento funerario de época romana.

Santa Pola

San Pola

Su castillo, edificado por encargo de Felipe II para frenar los ataques de los piratas procedentes del norte de África, es uno de los mayores atractivos turísticos de Santa Pola. Tampoco te pierdas su Museo del Mar y su acuario municipal.

isla de tabarca

Desde Santa Pola se puede hacer una excursión en barco hasta la isla de Nueva Tabarca, la única habitada de la Comunidad Valenciana, poblada en el siglo XVIII por familias genovesas liberadas por Carlos III de su cautiverio en la península de Tabarka, Túnez. La isla tiene un pueblo rodeado de una muralla con tres puertas. Destacan la plaza de la iglesia y la casa del gobernador.

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *