Menorca Calas -destinos fin de semana españa
Islas Baleares

Menorca, un paraíso natural y refugio seguro en tiempos de covid


¿Sabías que las Islas Baleares han sido de las menos afectadas por el COVID19? Y en particular Menorca, un destino que se afianza día a día como refugio seguro y que transmite confianza para una escapada vacacional. Una escapada que, para que sea segura, tenemos que cumplir determinadas reglas que comienza antes de emprender el viaje. Aconsejamos antes de que cojas el vuelo, consultes a tu compañía aérea las normas a seguir. Y no olvides llevar encima las mascarillas que cumplen con la normativa ya que es una de las más importantes.

Menorca Calas -destinos fin de semana españa
Cala Mitjana

Una vez en Menorca, te vas a encontrar con un oasis de relajación suspendido en las aguas del Mediterráneo. Una isla pequeña en tamaño –apenas unos 700 kilómetros cuadrados de superficie–pero grande en cuanto a la diversidad de hábitats que acoge, especies animales y plantas endémicas y que le valieron en octubre de 1993 el reconocimiento como Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

La belleza del entorno rural tradicional es tal que los amantes del turismo slow hallarán en Menorca el lugar ideal para una escapada vacacional o de weekend en la que el tiempo parece detenerse para admirar con calma la belleza de un territorio insular cuyo 66 % está protegido.


Menorca turismo

Basta subir a lo alto del monte Toro, la cima de la isla y su epicentro, para darse cuenta de la maravilla natural que arropa a quien se deja tentar por Menorca. Sus escasos 357 metros de altitud son, sin embargo, la mejor atalaya para admirar toda la isla en una panorámica de 360º al amparo del Cristo redentor que se alza, brazos abiertos, sobre su este monte y su ermita-santuario. Y también para darse cuenta de que aquí todo queda muy cerca… pero también alejado del estrés de la vida cotidiana en las urbes peninsulares. Por eso Menorca, atrapa, seduce, protege.

El epicentro de esta Reserva de la Biosfera es el Parque Natural de la Albufera des Grau, al norte de Maó. 5.006,7 hectáreas que integran una laguna salobre, un tramo costero una zona marina y varios islotes, con humedales que favorecen la nidificación de aves rapaces y acuáticas.

Pasear –a pié, en bicicleta o a caballo– por los 184 kilómetros de su Camí de Cavalls (GR-223), itinerario que bordea todo su perímetro costero, permite al viajero admirar calas vírgenes, barrancos y acantilados que ofrecen un espectáculo visual inolvidable. Y también un paisaje geológico de gran riqueza, con un variado mosaico de rocas con más de 400 millones de años de historia y dos zonas bien diferenciadas: tramontana, al norte, y migjorn, al sur.

Sin duda, un auténtico paraíso natural mediterráneo que, en estos tiempos tan difíciles, resulta un refugio cercano y seguro.

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *