Cataluña

Tortosa, ciudad histórica a orillas del Ebro


Situada a 89 km al sur de Tarragona, asentada sobre una elevación que domina el Ebro, muy próxima a su desembocadura, se encuentra Tortosa, una bella localidad cargada de historia que, sin duda, sorprenderá al viajero. Según nos acercamos a la ciudad, podremos divisar a lo lejos el impresionante Castillo de la Zuda (siglo X), también denominado de San Juan, que actualmente alberga el parador de Turismo. De sus orígenes islámicos todavía se conservan el trazado de las murallas y una necrópolis. Merece la pena subir hasta aquí, desde donde obtendremos unas magníficas vistas de la ciudad y el rio Ebro, que atraviesa en todo su esplendor esta localidad.

[ot-caption title=»Castillo de la Zuda. Cedida por Turismo Tortosa» url=»https://www.dondeviajamos.com/wp-content/uploads/2015/04/tortosa8.jpg»]

Después de la visita al castillo, nos adentraremos en el casco antiguo, donde encontraremos joyas como la Catedral gótica, dedicada a Santa María, y declarada Monumento Histórico Artístico. Una de las capillas laterales alberga la Virgen de la Cinta, patrona de la localidad, cuya cinta, de propiedades curativas, según creían los fieles, era enviada a la corte cuando la reina quedaba embarazada. Contigua a la catedral, se encuentra el Palacio Episcopal, con su impresionante capilla gótica. Los Reales Colegios, fundado por Carlos V para educar a los niños musulmanes conversos, y el Convento de Santa Clara, con su bonito claustro gótico, son otros de los atractivos con los que cuenta la ciudad.


[ot-caption title=»Catedral de Tortosa. Cedida por Turismo Tortosa» url=»https://www.dondeviajamos.com/wp-content/uploads/2015/04/tortosa4.jpg»]

Después de la visita, es momento de adentrarnos en los sabores de la gastronomía de Tortosa, muy rica y variada, donde destacan productos tan típicos como el arroz del delta. Sus platos elaborados a base de pescado y marisco harán las delicias de los paladares más exigentes. Y para acompañarlos, como no, los vinos D.O de la Terra Alta. Pero si hay algo que llama la atención en la gastronomía tortosina es su repostería, que tiene como especialidades el pastisset y los garrofetes del papa. No te vayas sin probarlos. Aunque cualquier época del año es ideal para conocer Tortosa, sin duda, disfrutaremos mucho más de esta ciudad en el mes de julio, cuando tiene lugar la Fiesta del Renacimiento, declarada de Interés Turístico Nacional y Fiesta de Interés Turístico de Cataluña. Sin duda, una de las citas más esperadas del verano en la que los ciudadanos vestidos de época, espectáculos, música y alegría, invaden las calles de esta bonita localidad.

[ot-caption title=»Fiesta del Renacimiento. Cedida por Turismo Tortosa» url=»https://www.dondeviajamos.com/wp-content/uploads/2015/04/tortosa12.jpg»]

[ot-gallery url=»/gallery/tortosa/»]

 

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *