Qué llevar a un crucer fluvial
Sin categoría

Recorriendo España a bordo de un crucero fluvial


¿Escogiendo destino para tus próximas vacaciones? ¿Con ganas de conocer España de una forma diferente, por ejemplo a bordo de un hotel flotante? Pues una opción muy atractiva es realizar un crucero fluvial y conocer los encantos de nuestra geografía por los canales y ríos navegables con paradas en ciudades y rincones maravillosos. Si te animas, nuestro país te da la posibilidad de escoger entre varios cruceros fluviales: por el Guadalquivir, que te permitirá descubrir todos los encantos de Andalucía o por el Duero, con paradas tan increíbles con Salamanca, Patrimonio de la Humanidad. ¿Te animas a vivir la experiencia? Toma nota:
 

Qué llevar a un crucer fluvial

 

Descubre Andalucía por el Guadiana y el Guadalquivir a bordo de un crucero fluvial

 
Visitar Cádiz - Cádiz en familia - crucero fluvial

 

¿Te imaginas disfrutar de la Giralda desde el agua? ¿Y vivir la magia de esta ciudad, que es una de las más monumentales de España y uno de los destinos preferidos por turistas nacionales e internacionales? No nos extraña, con rincones como la Real Maestranza, la Torre del Oro, la Catedral de Sevilla o su imponente Real Alcázar…y qué decir de sus tabernas y tascas para disfrutar de una ración de pescaito frito. Este solo es el aperitivo de un crucero fluvial que merece la pena realizar, con otras paradas que enamoran como Cádiz. La llamada Tacita de Plata tiene un encanto fuera de lo común del que hace que resulte difícil no quedarse hechizado, con sus playas de belleza salvaje, su rica gastronomía y pueblos preciosos, como el Puerto de Santa María, otra de los “imperdibles” del crucero. Y aún hay mucho más, catas, excursiones y mucho, mucho flamenco. ¿Te animas?
 

Navegando por el Duero

 

 

Excursiones a pueblos maravillosos, a viñedos, catas de vino y dos ciudades increíbles como Oporto y Salamanca. Una de las paradas estrella de un crucero por el río Duero es Salamanca. Declarada Patrimonio de la Humanidad, la visita a esta ciudad es sumergirse en un mundo de tesoros patrimoniales, culturales, arquitectónicos, históricos, naturales y gastronómicos. No te pierdas su Plaza Mayor, uno de los espacios abiertos más bellos y grandes de España y uno de los monumentos barrocos más destacados de nuestro país. La Casa de las Conchas, su Universidad y las Catedrales, son grandes imperdibles. ¿Y la gastronomía? vivir la experiencia real del tapeo, donde priman los productos de la tierra y las recetas tradicionales como los embutidos de Guijuelo, la chanfaina o el famoso hornazo, una empanada rellena de chorizo, lomo, jamón o tocino, no tiene precio.


Propuestas tentadoras ¿verdad? Y por último, no olvides echar en tu maleta todo lo necesario para que la experiencia sea perfecta:
 

Qué llevar a un crucero fluvial

 
Bueno, maleta no, mejor una bolsa de viaje blanda. Tenemos que tener en cuenta que los barcos de un crucero fluvial tienen una capacidad más limitada y el espacio es diferente. Y en la bolsa no puede faltar tu documento de identidad en vigor y la información con todos los datos de tu reserva, incluido el del puerto de embarque.

Uno de los grandes atractivos de este viaje son las excursiones, así que no olvides llevar dinero en efectivo, tarjeta para reservar o pagar a bordo y, sobre todo, ropa y calzado cómodo. Y como las excursiones de un crucero fluvial se caracterizan por su gran valor paisajístico y cultural, no olvides tu cámara de fotos y ¡Cargador!¿Un dato? Debido a que la potencia eléctrica del barco mientras navega es de 12 V, lleva un adaptador para enchufar móvil y cargador de cámara. No queremos evitar sorpresas.

¿Más…? Mucha crema solar, sobre todo si haces el crucero en verano y eliges un destino como el Sur de España. ¿Y ahora? A disfrutar.

 

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *