viajar en tren sevilla
Sevilla

Viajeros al tren. Destino Sevilla

Viajar en tren es uno de los grandes placeres turísticos que un viajero puede experimentar. Y es que, todo un lujo es mientras lees, poder disfrutar de un café y admirar el paisaje sin tener que preocuparte de nada mientras llegas a tu destino de una forma rápida y cómoda. Y uno de los destinos que más nos gustan es Sevilla, uno de los pesos pesados del turismo nacional. Su patrimonio histórico de belleza incalculable, su insaciable repertorio cultural así como su amplia y variopinta oferta gastronómica convierten a Sevilla en el lugar idóneo donde disfrutar de una escapada ya sea en pareja, con amigos o en familia. Además, llegar a la capital andaluza en tren es una de las opciones más cómodas y económicas que existen, sobre todo, si te decides por Omio. En un sólo clic podrás comparar las tarifas de las principales compañías ferroviarias. Ahora, tan sólo nos queda buscar la mejor opción para conseguir billetes de trenes baratos y preparar las maletas. ¡Nos vamos a Sevilla al mejor precio y a conocer los encantos de esta mágica urbe!

viajar en tren sevilla

Partiendo de la Plaza del Duque de Victoria, un paseo de apenas diez minutos por el casco histórico de la ciudad hispalense nos transporta hasta el tridente formado por la Catedral de Sevilla, los Reales Alcázares y el Archivo de Indias, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. La catedral de Santa María de la Sede, de estilo gótico, es la tercera más grande del mundo y yace impasible coronada por su campanario, la majestuosa Giralda. A escasos metros encontramos el citado archivo, un recorrido histórico por toda la documentación relativa a la administración de las colonias españolas. Desde ahí, accedemos fácilmente al conjunto de palacios que forman el Real Alcázar, visita obligada de influencia islámica, mudéjar y gótica rodeada de espectaculares jardines que invitan a perderse entre la vegetación.

viajar a Sevilla

Otro de los espacios verdes más destacados de Sevilla es el Parque de María Luisa, pulmón de la ciudad que alberga la señorial Plaza de España, inaugurada en 1929 con motivo de la Exposición Iberoamericana. Si en cambio optamos por bordear el cauce del Guadalquivir, nos toparemos con otras perlas de la ciudad hispalense como la Torre del Oro, el puente de Triana o la plaza de toros de La Maestranza.

viajar a sevilla en tren

Más allá de bellas fachadas, los monumentos sevillanos guardan generosas muestras de su patrimonio cultural y artístico. El Museo de Bellas Artes recoge obras singulares de marcados tintes religiosos además de exposiciones temporales como la actual ‘Los objetos hablan’, que nos acerca a la iconicidad de los objetos cotidianos en una selección de obras del Museo del Prado. Por su parte, el Museo Palacio de la Condesa de Lebrija, además de deleitarnos con sus mosaicos romanos, salones y patios, ofrece una colección de restos romanos y griegos, afamados cuadros y una biblioteca con más de 4.000 volúmenes. Para los amantes de la historia, el Museo Arqueológico reúne piezas desde el Paleolítico Inferior hasta los materiales árabes y mudéjares de la Edad Media, y para quienes prefieran la temática marina, la Torre del Oro alberga el Museo Naval de Sevilla, un recorrido por periodos clave de la historia de la Armada española. Otra propuesta para todos los públicos es el Museo de Artes y Costumbres Populares, que, ubicado en el parque de María Luisa, reúne antiguos trajes populares, instrumentos musicales, objetos cotidianos y muestras de orfebrería. Y para los más melómanos, será imprescindible visitar la Casa de la Guitarra, primer museo de esta temática en España con más de 60 piezas de los últimos tres siglos, o el Museo del Baile Flamenco.

Otra forma de adentrarse en la tradición sevillana es a través de su excelente gastronomía. El céntrico barrio de Santa Cruz, antigua judería medieval, cuenta con apuestas seguras como el Restaurante Doña Elvira, La Azotea Santa Cruz o la Cervecería Giralda. Si nos desplazamos al pintoresco barrio de Triana, Blanca Paloma, Sol y Sombra y La Eslava son famosos por su variada oferta de tapas y raciones, mientras que en la terraza de El Faro de Triana podremos disfrutar de una espectacular panorámica de la ciudad. Por último, si cruzamos el río y tomamos rumbo al norte, llegamos al barrio de La Macarena, donde la colorida puerta del mismo nombre se convierte en la entrada a un distrito folclórico cargado de historia, cuna de locales tan populares como El Rinconcillo o El Tremendo.

Comments

comments

No Newer Articles
Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *