Andalucía

Úbeda, una joya renacentista en el interior de Andalucía

Úbeda es una bonita ciudad situada a 56 kilómetros de Jaén, en el valle del Guadalquivir, sobre colinas llenas de viñas y olivares. Coge la cámara y disfruta de su gran conjunto monumental renacentista, su entorno natural, sus festivales, su gastronomía y su Semana Santa de Interés Turístico Nacional. Esto y mucho más, han convertido a esta bella ciudad en Patrimonio de la Humanidad hace ya más de una década.

Plaza Vázquez de Molina. Foto vía Ayuntamiento de Úbeda
Plaza Vázquez de Molina. Foto vía Ayuntamiento de Úbeda

Ponte calzado cómodo y recorre sin prisas las calles del centro histórico donde te esperan auténticas joyas monumentales. La mayoría de sus edificios importantes son del siglo XVI, periodo de máximo esplendor (con el reinado de Carlos I), como la capilla del Salvador, con su torre de remate de estilo bizantino. No te puedes perder la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares, construida sobre una antigua mezquita, con su hermoso claustro gótico; el palacio de las Cadenas, obra de Vandelvira; el hospital de Santiago, de estilo renacentista; la iglesia de San Pablo, de estilo gótico y plateresco; el antiguo ayuntamiento, un bello edificio de tendencia italiana; la universidad y sus numerosos palacios y casas nobiliarias de estilo renacentista.

Iglesia de Santa María de los Reales Alcázares. Foto vía Ayuntamiento de Úbeda
Iglesia de Santa María de los Reales Alcázares. Foto vía Ayuntamiento de Úbeda

Después de empaparnos de todo este arte, es hora de dedicarle unas horas a la gastronomía de la localidad. En Úbeda la cultura del tapeo está muy arraigada y son muchas las tascas donde poder practicar este hobby que tanto nos gusta a los españoles. Déjate caer por los alrededores de la Plaza de Toros o los aledaños de la plaza de Andalucía y disfruta de estos bocados deliciosos en miniatura. Si eres de los que prefiere sentarte a mesa y mantel, decántate por algunos de los numerosos restaurantes de la ciudad donde podrás probar platos típicos en los que el aceite de oliva con Denominación de Origen y la aceituna son los grandes protagonistas. Guisos caseros como el potaje, el gazpacho, la pipirrana, las migas o los productos derivados del cerdo nofaltarán en la mesa. No te pierdas las famosas Jornadas Gastronómicas del Renacimiento, celebradas entre los meses de enero y marzo.

Muralla y Valle de Úbeda. Foto vía Ayuntamiento de Úbeda
Muralla y Valle de Úbeda. Foto vía Ayuntamiento de Úbeda

Cualquier época del año está bien para realizar una escapada a Ubeda pero en febrero, además, podrás disfrutar de sus famosos carnavales; en primavera del Festival Internacional de Música y Danza y en abril de su Semana Santa, que está declarada de Interés Turístico Nacional. Toma nota y apúntalo en el calendario.

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *