Elegante, cosmopolita y con sabor a mar…Te descubrimos Santander

Contemplar una de las bahías más bellas del mundo, descubrir parajes donde la realeza veraneaba o pasear por elegantes bulevares que evocan la belle époque, son argumentos más que suficientes para visitar esta elegante y coqueta ciudad cántabra que sabe a mar. Y si, además, saboreamos un menú de estrella ¿qué más se puede pedir en Santander?

 

Bahía de Santander - Visitar Santander
Bahía de Santander

 

De estética señorial y, a la vez, con marcados aires marineros, la capital cántabra es un destino que, más allá de sol y playa, nos enamora con múltiples opciones y rincones por explorar. No es de extrañar que a principios del siglo XX, Alfonso XIII y su esposa Victoria Eugenia cayeran rendidos ante tal belleza y la pusieran tan de moda entre la aristocracia y la nobleza europea.

 

Santander monumental

 

Que ver en Santander
Catedral de Santander – Imagen vía Turismo de Santander

 

Un buen punto de arranque para disfrutar de la ciudad es su centro histórico, que combina fachadas con siglos de historia, con otras más modernas. ¿El motivo? Un incendio en el año 1941 que en tan sólo 48 horas destruyó casi cuatrocientos edificios de la ciudad. A pesar del fatal accidente, a día de hoy, callejear y descubrir todas las joyas monumentales y lugares con encanto del corazón de la ciudad, es una auténtica delicia. ¿Entre ellas? La Catedral y la cripta del Cristo, la Plaza Porticada, el Banco de Santander o los jardines de Pereda, que desemboca en el Paseo de Pereda, auténtica esencia de la ciudad. Muy cerca de los jardines se encuentra el Palacete del Embarcadero, uno de nuestros rincones favoritos de la Santander más marinera…

 

Capital Marinera

 

Palacete del embarcadero - Qué ver en Santander
Palacete del embarcadero. Imagen via Turismo Santander

 

Recorrer algunos de los principales lugares que hacen de Santander una ciudad marinera es toda una experiencia que no te puedes perder. Puedes comenzar por el Palacete del Embarcadero, uno de los edificios más característicos de la ciudad que se encuentra junto al Paseo Marítimo. Desde aquí obtendrás las mejores vistas de la Bahía y podrás disfrutar de esculturas muy bellas como la dedicada a los raqueros. El Real Club Marítimo, de los más exclusivos de la ciudad, o el Museo Marítimo del Cantábrico, con una de las mejores colecciones de esqueletos de ballena de Europa e impresionantes acuarios, te dejarán sin habla.

 

Puerto Chico Santander - Que ver en Santander
Puerto Chico Santander

 

En el Barrio pesquero encontrarás el ambiente más marinero ya que aquí se encuentran las casitas de las familias que viven del mar. Y en las afueras, en San Román de la Llanilla, se encuentra la Ermita de la Virgen del Mar, patrona de Santander. El Santuario está enclavado en un pequeño islote al que se accede desde una pasarela bajo la que se encuentra una pequeña playa. El arenal, uno de los más exclusivos de Santander, depende de las mareas.

 

Las playas de Santander

 

Casino y Playa del Sardinero - Que ver en Santander
Casino y Playa del Sardinero

 

Y es que Santander es mar, bahía y playas. Puedes dedicar cada día a visitar una distinta ya que hay mucho donde elegir: junto al Museo Marítimo del Cantábrico se encuentra la playa de Los Peligros que está unida a los arenales de la Magdalena y la de los Bikinis. ¿Sabías que esta última se llama así porque en ella fue el primer lugar de la ciudad donde las extranjeras que venían a Santander a veranear lucieron estas prendas?

 

Y aún hay más: la del Camello, llamada así por la curiosa roca que se encuentra en ella y que tiene la forma de este animal; la Concha y la primera de El Sardinero, la más conocida de la ciudad. En torno a ella surgieron los baños de ola, y con ellos las primeras casetas de baños y los primeros hoteles para veraneantes. Hoy en día, esta playa y su Paseo Marítimo se encuentran en una de las zonas más bellas y lujosas de Santander que evoca la belle époque con sus elegantes bulevares, tiendas y el Gran Casino.

 

Pero si eres de los que huye de las playas urbanas, Santander cuenta en sus alrededores con arenales vírgenes que harán las delicias de los amantes de los entornos más salvajes. A pocos kilómetros del centro, pero dentro del municipio, y arropados por acantilados, se encuentran los arenales de la Maruca, el Bocal y la Virgen del Mar.

 

Santander “La Real”

 

Palacio de la Magdalena
Palacio de la Magdalena

 

El broche de oro a la visita lo pone “la joya de la Corona”: La Península de La Magdalena. Se trata de un bello paisaje natural coronado por el palacio de La Magdalena, antigua residencia de veraneo de Alfonso XIII. En la actualidad, el Palacio es la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Las vistas a la Bahía de Santander desde aquí son únicas. No nos extraña que los exteriores de películas y famosas series de televisión como Gran Hotel se hayan rodado en este bello parque. Pero la visita nos depara más sorpresas: un estanque secreto, un mini-zoo con cisnes, focas y pingüinos o una gran zona de juegos junto a la playa de la Magdalena.

 

Santander Gastronómica

 

Gastronomía - Cantabria
Gastronomía – Cantabria

 

Santander cuenta con una variada oferta de restaurantes en los que degustar su exquisita gastronomía: desde el estrella Michelin, el Serbal (ubicado en el céntrico barrio de Puertochico y capitaneado por el chef Roberto Terradillos), hasta las pequeñas tabernas del pintoresco barrio pesquero, pasando por los locales de pinchos y tapas que puedes tomar en la animada zona del Cañadío, justo detrás del paseo de Pereda. Mil un rincones para disfrutar tanto de sabores tradicionales como de otros más ligados a la cocina creativa. ¿Un plus? La visita al Mercado de la Esperanza (justo detrás del Ayuntamiento), el mayor de Cantabria, modernista e inaugurado en 1904. ¡Una fiesta para los sentidos contemplar las truchas, nécoras, bocartes, rabas…que vas a saborear después!

 

Y un entorno natural único….

 

cabarceno-cantabria
Parque de la Naturaleza de Cabárceno

 

Hay excursiones imprescindibles si tenemos tiempo para conocer los alrededores de Santander y recorrer la provincia. Una de ellas, a tan sólo 15 minutos de Santander, es la visita al Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Un micro-mundo animal al aire libre de más de 750 hectáreas y donde viven más de 1.200 animales de los cinco continentes: gorilas, elefantes, tigres, leones rinocerontes, búfalos, avestruces… y todo tipo de animales exóticos. Más de 20 kilómetros de carreteras que atraviesan desfiladeros, lagos y sugerentes figuras rocosas, te llevarán hasta los diferentes recintos donde viven los animales. Y, además, dentro del Parque existen varias rutas que te llevarán por lugares fascinantes, como la Ruta de los tejos, alcornoques y nogales, que se encuentra alrededor de los tigres.

 

Poco más de una hora separa Santander de las puertas del cielo. Nos referimos a la Comarca de Liébana, un rincón donde los amantes de la naturaleza disfrutarán de lo lindo con sus frondosos valles y coquetos pueblos, que suponen la antesala al paraíso de los Picos de Europa. ¿Quieres saber todo lo que puedes hacer si te acercas hasta aquí? Toma nota…

 

Potes
Potes

 

Dar un paseo por Potes, una villa que te atrapa por sus bellos puentes, sus edificios de piedra, por su cocido lebaniego y por su orujo, de los mejores de España. A tan sólo 4 kilómetros de Potes, en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, podrás contemplar el fragmento más grande que se conserva de la Cruz de Cristo, que llegó a tierras lebaniegas en el siglo VIII. No olvides tus botas de montaña porque te perderías una de las rutas más espectaculares: la “subida del Urdón”, que parte del Desfiladero de la Hermida y asciende hasta la aldea de Tresviso.

 

Teleférico de Fuente Dé. Cantabria
Teleférico de Fuente Dé

 

¿Y si damos un paseo entre nubes en el Teleférico de Fuente Dé? Desde el mirador del Cable, punto de llegada del teleférico, obtendrás unas vistas increíbles del valle de Camaleño. ¿Sabías que este municipio, el de Camaleño, ha sido el escenario escogido para el rodaje de “Heidi, reina de las montañas”? En Mogrovejo, uno de los pueblos más bellos de Cantabria, se encuentra la casa donde vivía su gran amigo Pedro.

 

Mogrovejo. Heidi en Cantabria
Mogrovejo. Liébana. Autor Edu Vejo

 

¿Sabes cuál sería el broche de oro de este viaje? Alojarnos en una casa rural con encanto, como la de Pedro, ubicada en una calle de piedra, donde el silencio y aroma a chimenea sean los grandes protagonistas. Y cuando nos levantemos, poder contemplar la belleza de los Picos de Europa a través de un ventanal.

 

Santander

 

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *