Sin categoría

Propuestas para disfrutar de una ruta por Málaga

¿Un viaje al siglo I a. C? ¿Subir a un castillo y disfrutar de una puesta de sol mágica? ¿Un encuentro con Picasso? ¿Unos espetos o una ración de pescaíto frito en un chiringuito de la playa? Sobran motivos para una bonita escapada a Málaga. Toma nota.

 

Puerto de Málaga
Puerto de Málaga

 

Un paseo entre castillos, alcazabas y teatros romanos

 

Alcazaba y Teatro Romano de Málaga
Stitched PanoramaAlcazaba y Teatro Romano de Málaga

 

Para recorrer la ciudad, coge un mapa y comienza a andar. Puedes empezar por el castillo de Gibralfaro. Se llama así porque se utilizó como faro natural para la navegación. Desde sus murallas podrás disfrutar de unas increíbles vistas, sobre todo al atardecer. Bajando de la fortaleza llegarás a la Alcazaba, un palacio fortaleza que fue residencia de los gobernantes musulmanes de la ciudad y que, seguro, te recordará a la Alhambra de Granada. Al lado, encontramos el teatro Romano, una de las construcciones más antiguas de Málaga, que data del siglo I a.C.

 

Una visita a la “Manquita” y la Calle Larios de Málaga

 

Catedral de Málaga
Catedral de Málaga

 

Adéntrate en el centro histórico y recorre de punta a punta la conocidísima calle Larios. Ahora, en diciembre, con sus luces navideñas que simulan un cielo estrellado, está más bonita que nunca. Junto a esta calle, la catedral de la Encarnación, conocida por los malagueños como “la manquita” por faltarle una de sus torres, es parada obligatoria. ¿Sabéis el motivo de que la catedral quedara a medio terminar? Parece ser que el dinero que se iba a destinar a la construcción de la torre sur, se envió a EEUU para ayudarles a conseguir su independencia. Al margen de esta curiosidad hablamos de una gran obra del siglo XVI que alberga en su interior auténticas joyas como un coro de 42 tallas y dos órganos únicos en el mundo.

 

Málaga, una cita con el arte

 

Centro Pompidou en Málaga
Centro Pompidou en Málaga

 

Cómo decía el que fuera durante más de 20 años director del Metropolitan Museum de Nueva York, Fhillippe de Montebello, una ciudad sin museos es una ciudad sin prestigio. Y parece que nuestra ciudad andaluza intenta construir su identidad turística en torno a una decidida apuesta por los museos. A su flamante Centro de Arte Contemporáneo y al museo más importante de Málaga, que lleva la firma de su embajador más universal, Picasso, se suman la primera sede del Centro Pompidou fuera de Francia y una filial del Museo Estatal de Arte Ruso de San Petersburgo. En una milla cuadrada que mira al mar, tenemos una cita con las expresiones artísticas más modernas.

 

Playa, espetos y pescaíto frito

 

Playa de la Malagueta
Playa de la Malagueta

 

Entre el puerto de Málaga y la playa de La Caleta nos encontramos La Malagueta, una playa urbana muy popular entre los habitantes de la ciudad. Su ubicación en el centro, sus aguas limpias y tranquilas y sus chiringuitos a pie de playa, convierten esta playa en una apuesta segura. Darte un baño, tomar el sol y disfrutar de una rica comida a base de espetos de sardina y “pescaíto frito” no tiene precio. Si nos alejamos de la ciudad, podemos disfrutar de otras magníficas playas en los pueblos del litoral como la Playa del Cristo de Estepona, las dunas de Artola en Marbella, la playa de Bil Bil en Benalmádena o la de la Carihuela en Torremolinos.

 

Málaga. Desde espectaculares playas a bonitos pueblos de la Sierra

 

Ronda en Málaga
Ronda en Málaga

 

Málaga nos ofrece un amplio abanico para disfrutar de la provincia: desde espectaculares playas a bellos pueblos de la Sierra. En la Costa del Sol no dejes de visitar pueblos como Marbella que, con sus 28 km de playas, exclusivos clubes de campo, puertos deportivos llenos de maravillosos yates, hoteles y restaurantes de lujo, bares y discotecas de moda, seguro que pasas un buen rato. Nerja, muy famosa por sus cuevas y por ser escenario de la conocida serie Verano azul; Mijas, desde donde se pueden contemplar unas vistas inigualables del Mediterráneo o Estepona, antiguo pueblo de pescadores, son paradas obligatorias. Y ya en el interior, imperdonable sería que no visitaras Ronda, uno de los pueblos más bonitos de España, famoso por el desfiladero de más de 150 metros de profundidad que divide la ciudad; por su casco antiguo, declarado Bien de Interés Cultural y por su bella plaza de Toros.

 

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *