Girona

Los pueblos más bonitos de Girona

Son ocho los que te mostramos en este apasionante viaje pero podrían ser muchos más, porque Girona, una de las provincias más sugerentes de nuestro país, esconde pintorescos pueblos junto al mar  pero también en el interior localidades medievales donde el tiempo parece haberse detenido. Todos ellos tienen un encanto especial y, estamos seguros, de que la visita te dejará un recuerdo inolvidable.

 

Camprodón

 

Camprodon
Camprodon. Fuente Ayto. Camprodón

 

La imagen de su puente románico sobre el cauce del río Ter es la postal más conocida de este bonito pueblo que se encuentra en las estribaciones del Pirineo. La Plaza Mayor, que se comunica a través de una escalera con el monasterio de San Pere, y el Paseo Maristany, con palacetes y casas modernistas, levantadas por la burguesía barcelonesa a principios del siglo XX, son algunos de sus imprescindibles. Imagen Fuente: Ayto. Camprodón.

 

Besalú

 

Besalú
Besalú

 

De postal. Así es este pueblo que parece de cuento y presume de ser monumento histórico artístico desde 1966. Cruza el Pont Vell, auténtico símbolo de la ciudad, y descubre los secretos de antiguas historias de la comunidad judía medieval que residió aquí. Cada 30 de noviembre la Plaza de la Libertad se convierte en el escenario de la Fiesta de la Ratafía. Un buen momento para degustar este licor típico de Besalú,  muy popular en Cataluña.

 

Cadaqués

 

Cadaques
Cadaques

 

Sus calas y sus calles encaladas, con hermosas casas blancas, han enamorado a numerosos artistas, entre ellos Salvador Dalí. Para profundizar en el universo del genial artista no dudes en visitar Portlligat, lugar famoso donde pasaba sus veranos en compañía de amigos como García Lorca, Buñuel, etc. La ubicación privilegiada de este pueblo de sabor marinero propicia excursiones muy bonitas a lugares tan espectaculares como el Cabo de Creus.

 

Calella de Palafrugell

 

Sant Roc. Pueblos Girona
Sant Roc. Pueblos Girona. P. Dalmau

 

Calella de Palafrugell es, sin duda, uno de los lugares más bellos de la Costa Brava. Esta aldea de pescadores que ha terminado convirtiéndose en un gran centro turístico, nos ha enamorado por sus playas y calas urbanas de aguas cristalinas, arena dorada y casitas de pescadores. Una de sus joyas es el Jardín Botánico de Cap Roig, que alberga más de 1200 especies vegetales distribuidas en varias terrazas frente al mar.

 

Tossa de Mar en Girona

 

Tossa de Mar. Pueblos de Girona
Tossa de Mar. Pueblos de Girona

 

Es uno de los pueblos más bonitos de la Costa Brava. No es de extrañar que artistas como Ava Gardner o Mar Chagall sucumbieran ante sus encantos. De hecho, el pintor francés definió a la villa como el Paraíso Azul. Piérdete por su recinto amurallado conocido como la Vila Vella y luego date un baño en Es Codolar, una cala muy pequeña que se encuentra justo detrás de la ciudad amurallada.

 

Puigcerdá

 

Puigcerda. Pueblos Girona
Puigcerda. Pueblos Girona

 

Este bonito pueblo situado junto a la frontera francesa es un buen punto de partida para disfrutar de los Pirineos y de la agradable comarca de la Cerdanya. El Campanario de Santa María, símbolo de la ciudad; la iglesia de Santa María, el Puente de Sant Martí; y la Plaza Mayor, donde se levantan bonitas casas renacentistas, son algunos de sus imprescindibles. En octubre tienen lugar las fiestas del cerdo y del queso. Apúntalo en el calendario.

 

Peralada

 

Peralada
Peralada

 

Este bonito pueblo situado en la comarca del Alt Empordà ha sido fuente de inspiración para muchos pintores, como Salvador Dalí, que vivió en el cercano Port-Lligat. La localidad cuenta con un interesante patrimonio monumental del que tenemos que destacar el Castillo, actualmente sede del Festival internacional de música de Peralada. Esta fortaleza de origen medieval alberga unas de las bodegas con más tradición de nuestro país y uno de los casinos más bellos y lujosos de España. ¿Probamos suerte?

 

Pals

 

Pals
Pals

 

Ubicado en lo alto de un cerro entre las sierras de Montgri y Begur se encuentra Pals, un bonito pueblo del Bajo Ampurdà que nos enamora por su impecable recinto medieval, el cual tuvo que ser reconstruido tras la Guerra Civil. Fruto del esfuerzo que supuso la recuperación del patrimonio, la villa fue galardonada con varios premios, entre ellos el Premio Nacional de Bellas Artes y Turismo en 1980. En las afueras de la villa, en Playa de Pals, encontramos aguas cristalinas ideales para un baño o la práctica de tu deporte favorito.

 

 

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *