Imágenes que harán que quieras visitar Cuenca

Y es que nos encontramos ante de las ciudades más bonitas de España, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad  en 1996 y que la tenemos a tan sólo hora y media de Madrid en coche. Bañada por los ríos Júcar y Húecar, el encanto de esta ciudad manchega reside, además de en su espectacular entorno, en el entramado de callejuelas y rincones bellos que harán que quieras volver una y otra vez. Te mostramos nuestros favoritos en imágenes.

 

Panorámica desde el mirador del Barrio del Castillo

 

Visitar Cuenca - Barrio del Castillo

 

Visitar Cuenca - Panorámica desde el Barrio del Castillo

 

Nos encontramos ante el punto más alto de la ciudad, donde apenas quedan restos perceptibles de esta fortaleza árabe, tan sólo el Arco de Bezudo restaurado. Al lado se sitúa el que antaño fue sede del Tribunal de la Inquisición, que actualmente alberga el Archivo Histórico Provincial. Y a sus pies, el convento de las Descalzas, convertido en Museo de la Fundación de Antonio Pérez. Esta zona está muy bien para ir de tapas, raciones o incluso comer. Os recomendamos el Caserío y María Morena.

 

Plaza Mayor y la Catedral

 

Visitar Cuenca - Plaza Mayor
La Plaza Mayor es el corazón de la parte alta de Cuenca y donde se encuentran algunos de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Escenario de las principales fiestas de la ciudad como las procesiones de Semana Santa o las vaquillas de San Mateo, en ella se encuentran los monumentos más emblemáticos de la ciudad: el Ayuntamiento, el Convento de las Petras y la Catedral, principal monumento conquense, de estilo gótico normando. Nos encontramos ante el rincón más animado de la ciudad, sobre todo a la hora del aperitivo de mediodía y a la caída de la tarde, con mucho movimiento los fines de semana.

 

Casas Colgadas de Cuenca

 

Cuenca - Cuenca turismo - Visitar cuenca

 

Casas Colgadas Cuenca - Cuenca turismo

 

Bajando por la calle Obispo Valero se sale al Arco de las Sirenas para contemplar la hoz del Júcar al pie de los balcones de madera de las Casas Colgadas. Su original arquitectura, el Museo Abstracto y su restaurante, uno de los mejores de la ciudad, hacen que quieras volver una y otra vez al principal monumento conquense. ¿Sabías que los Príncipes de Asturias iniciaron su viaje de novios visitando y cenando en las Casas Colgadas de Cuenca? No nos extraña. Es una auténtica maravilla, sobre todo contemplarlas al anochecer.

 

Puente de San Pablo y la Hoz de Huécar

 

Cuenca - Puente de San Pablo

 

 

Pasear sobre el Puente de San Pablo es obligado ya que es uno de los tesoros de la arquitectura moderna de la ciudad. Con sus 100 metros de longitud y 60 metros de altura, es una delicia atravesarlo tanto de día como de noche y disfrutar de las vistas: a un lado las Casas Colgadas, al otro,  el convento de San Pablo y, por supuesto, sentirse suspendido en el aire en la hoz de Huécar.

 

Convento de San Pablo

 

Convento de San Pablo - Parador de Turismo

 

El puente de hierro conduce al convento de San Pablo que preside la otra orilla de la hoz del Huécar y fue construido en el siglo XVI como convento de Dominicos. El edificio del antiguo convento es Parador de Turismo desde 1993, por lo que puede visitarse el bello y austero claustro que se conserva en el interior.

 

Sabores de Cuenca

 

Gastronomía conquense

 

Los platos típicos de la gastronomía conquense son, sin duda, los zarajos; dos patés de fuertes ingredientes y sabor delicado como el morteruelo y el ajoarriero; en cuanto a dulces, una torta dulce llamada el alajú; y el licor característico de cuenca que se llama resolí, que se elabora artesanalmente en las casas. Nosotros probamos el morteruelo (plato alcarreño que se compone de tres tipos de ave, gallina, perdiz y codorniz; y de tres carnes, cerdo, liebre y conejo, ligadas con hígado y pan, a la que se añade romero y tomillo) y el ajoarriero (llamado también atascaburras, una pasta batida de suave color amarillo formada por patata cocida, bacalao desmigado, huevo cocido, pan rallado, ajo y aceite de oliva) en el Restaurante El Secreto. De diez estaba este plato denominado Dúo Conquense.

 

La Ciudad Encantada y el Ventano del Diablo

 

 

La Ciudad Encantada es uno de los rincones más especiales de la serranía de Cuenca. Una visita a este museo al aire libre, salpicado de auténticas obras de arte formadas por el capricho de la naturaleza, es una auténtica delicia. Comienza el recorrido en el llamado Tormo Alto, una roca con forma de bailarina de ballet que, de puntillas sobre el aire, te dará la bienvenida. Ella te guiará a lo largo de un recorrido donde descubrirás parajes sorprendentes como el” tobogán” o el “convento” y un mundo de fantasía del que no querrás salir.

 


¿Sabías que la Ciudad Encantada ha sido escenario de numerosas películas? La famosa película “Conan el Bárbaro” estrenada en 1982 y protagonizada por Arnold Schwarzenegger, rodó parte de sus escenarios en la Ciudad Encantada, incluyendo tomas en esta zona.

 

El ventano del Diablo - Escapadas Cuenca
Muy cerca de la Ciudad Encantada se encuentra un mirador que no te puedes perder, El Ventano del diablo, desde el que obtendrás unas increíbles vistas a la hoz del Júcar y a la Serranía de Cuenca.

 

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *