De turismo por Huesca

Nos encontramos ante un destino con un entorno tan privilegiado que cada año son miles los visitantes que se acercan a disfrutar de los deportes invernales y de los paisajes del Pirineo oscense. Pero además de este gran atractivo Huesca es una ciudad que cuenta con un gran legado monumental y cultural que no pasará desapercibido ante el turista. El lugar idóneo para comenzar una visita a pie por esta ciudad es sin duda su casco histórico. Sugeriría perdernos por sus callejuelas donde nos sorprenderán edificios tan emblemáticos como su Catedral, el Ayuntamiento, el Museo Provincial, la Iglesia de San Pedro el Viejo, sus murallas… La Catedral situada en pleno casco antiguo en lo alto de una colina empezó a construirse en 1273 a partir de la Mezquita Misleida y fue terminada en 1515.

 

Catedral de Huesca. Turismo Huesca
Catedral de Huesca. Fotos cedidas por el Ayuntamiento de Huesca

 

Qué visitar en Huesca

De obligada visita es el monasterio románico San Pedro el Viejo que declarado en 1886 Monumento Nacional es una de las iglesias más antiguas de España. Su claustro es uno de los más bellos ejemplos del románico español. En la Plaza de la Universidad encontramos el edificio que hoy alberga las colecciones de piezas arqueológicas y pictóricas del Museo Provincial. Antaño esta edificación fue residencia de los Reyes de Aragón cuando estuvieron en la ciudad. Tenemos ante nosotros un buen ejemplo del románico civil.

 

Claustros de San Pedro el Viejo. Turismo Huesca
Claustros de San Pedro el Viejo. Fotos cedidas por el Ayuntamiento de Huesca

 

Además de esto podemos visitar la iglesia de San Miguel llamada “Las Miguelas” con su torre románica; Santa María de Fuera también románica; Santo Domingo y San Lorenzo ambas barrocas; el Palacio de Villahermosa situado en los porches de Galicia, lugar de terrazas donde se respira el ambiente popular cuando el tiempo lo permite.

 

Plaza Navarra. Visitar Huesca
Plaza Navarra. Fotos cedidas por el Ayuntamiento de Huesca

 

La gastronomía en Huesca y en general en Aragón es todo un arte. La carne juega un papel fundamental en los platos típicos de esta tierra donde el cordero asado o ternasco es el rey por excelencia. También los platos elaborados con animales de corral o carne de caza son frecuentes. En cuanto al pescado un clásico en su cocina es el bacalao ajoarriero y tampoco debemos de dejar de probar sus sabrosas sopas de ajo o las migas de pastor.

Huesca y sus alrededores

Huesca puede ser un buen punto de partida para realizar algunas excursiones. A tan sólo 27 kilómetros de Huesca capital se encuentra Loarre declarado Conjunto Histórico-Artístico. A 5 kilómetros se encuentra su apreciado Castillo de Loarre, motivo más que suficiente para acercarse hasta aquí.

 

Castillo de Loarre. Turismo Huesca
Castillo de Loarre. Fotos cedidas por el Ayuntamiento de Huesca

 

Para los amantes de los deportes y de la naturaleza en general teneis una cita ineludible con el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, uno de los espacios protegidos más importantes del Pirineo. Situado sobre una depresión glaciar con más de 200 millones de antigüedad el Parque ocupa 15.608 hectáreas. El parque es un paraíso para los montañeros ya que varias montañas de las que conforman dicho parque superan los 3000 metros. También podemos disfrutar en el Pirineo oscense de algunas de las mejores estaciones de esquí de todo el País como Formigal, Candanchú…

¡En fin! Ven y disfruta…

Cómo llegar a Huesca

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *