Frómista, un paseo por el románico y por el Canal de Castilla

La carta de presentación de la provincia de Palencia no puede ser más apabullante: el norte reúne la mayor concentración de iglesias románicas del planeta y hasta el Frómista más románico nos hemos escapado  para disfrutar de uno de los mejores ejemplos mundiales de este estilo. Enclavada  a 32 kilómetros de la capital, junto al Canal de Castilla y en plena ruta jacobea, la denominada Villa del Milagro,  se abre a nosotros con multitud de propuestas turísticas.

 

San Martín de Frómista, el románico más universal

 

San Martín de Frómista. Frómista Románico
San Martín de Frómista. Frómista Románico

 

Comenzamos nuestra visita en la Iglesia de San Martín, ejemplo claro a estudiar en la asignatura de Arte por ser el máximo exponente del románico puro. No puedes perderte esta joya medieval, situada en el centro del pueblo, que fue construida como iglesia de un monasterio benedictino.

 

Pero también Gótico, el de la iglesia de San Pedro

 

San Pedro. Iglesias Frómista
San Pedro. Iglesias Frómista

 

Junto a los peregrinos que atraviesan las calles de la ciudad en su camino hacia Santiago, vamos a llegar a la Plaza de Tuy .Te preguntarás si tiene algo que ver con la ciudad gallega. Pues la respuesta es que si ya que estas dos ciudades están hermanadas. En la plaza te espera otra joya que no te puedes perder: la iglesia gótica de San Pedro, con sus 24 tablas castellanas de influencia flamenca que pertenecieron a la iglesia de Nuestra Señora del Castillo.

 

Un recorrido por el Canal de Castilla

 

Frómista. Canal de Castilla
Frómista. Canal de Castilla

 

¿Sabías que en el siglo XVIII, Frómista desarrolló el mayor proyecto de ingeniería civil de la España Ilustrada? Con el Canal de Castilla se pretendía conectar la meseta castellana con el Cantábrico. Esta vía, que se dejó de utilizar en el año 1959, se ha recuperado como uno de los grandes atractivos turísticos de esta localidad. Recórrela a pie, a bici, a caballo o en barca y disfruta del paisaje, la flora, la fauna y del patrimonio artístico de las localidades por las que transcurre. Puedes encontrar toda la información en la oficina de turismo.

 

Fiestas y Festivales

 

El Ole. Frómista
El Ole. Frómista

 

El lunes siguiente al lunes de Pascua en honor a San Telmo se celebra la procesión del Olé. A las diez de la noche del domingo, con el repique de campanas en la iglesia de San Pedro, una marea humana concentrada en el pórtico del templo, “armados” con palos, garrotes, escobas y luminarias, esperan impacientes el vítor del santo para que de comienzo la singular procesión. El jolgorio es tremendo, y los participantes no paran de saltar y gritar “Ole”, “Esto no es Ole”, “Viva San Telmo”. En verano, tiene lugar el Certamen de Teatro Breve de Frómista.

 

Para abrir boca…el Museo del Queso de Frómista

 

Para abrir boca merece la pena visitar el Museo del Queso donde, además de ver el proceso de elaboración tradicional del queso de oveja, se puede degustar y comprar este exquisito manjar, que es uno de los productos típicos de esta localidad (Todos los años, en el mes de julio, se celebra la Feria del Queso en Frómista). Después, puedes sentarte a comer en cualquiera de los restaurantes y probar algunas de las especialidades de la zona como el lechazo asado en horno de leña o los pichones. Para acompañar, una bebida típica que se hace en Frómista, la esparceta (hay que decir que su secreto lo posee únicamente una familia en el pueblo, y sólo ellos conocen todos los ingredientes necesarios para su elaboración, aunque sí se sabe que el vino es uno de sus elementos principales).

 

Comments

comments

Previous Article
Sagunto en Valencia
Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *