Actualidad

España en Semana Santa. Originales celebraciones.

Ir al pueblo de Trespaderne y poder quemar a Judas a base de petardazos. Asistir a una Danza de la Muerte que nos anuncia que a todos nos llega la hora. Estremecerse ante los redobles de miles de tambores y bombos en un escenario único de fervor y devoción religiosa o asistir a representaciones tan realistas que ponen los pelos de punta. Son otras formas de vivir la Semana Santa en algunos destinos de España que, además de reunir ese cariz de fervor religioso, también reúnen la cualidad de ser curiosas y muy originales. Apto para los viajeros ávidos de experiencias únicas.

 

La quema de El Judas en Trespaderne

 

Semana Santa. Quema del Judas Trespaderne
Semana Santa. Quema del Judas Trespaderne

 

Durante la procesión nocturna del Encuentro del Sábado Santo, en Trespaderne, al norte de Burgos, tiene lugar la quema de El Judas. Los jóvenes del pueblo fabrican ellos mismos muñecos a base de cartón y paja que simulan a este famoso personaje bíblico. Cuando las imágenes de la procesión se encuentran en el centro de la localidad, se hacen estallar los miles de petardos que aguardan en el interior de cada figura de Judas en un espectáculo de pirotecnia, luz y sonido ensordecedor digno de cualquier Mascletá valenciana.

 

Tamborada de Calanda

 

Semana Santa en Calanda
Semana Santa en Calanda

 

La preparación de la Tamborada en Calanda comienza el miércoles de ceniza, cuando se sacan los tambores guardados en los armarios, se tensan, se afinan y se ponen a punto para los días de Pasión, días en los que los redobles de estos instrumentos invaden cada rincón del sur de Aragón. Y es que no hay momento igual como el de “La Rompida de la hora”, que tiene lugar a las doce del mediodía del Viernes Santo, hora en que se concentran en la plaza de la localidad miles de tambores y bombos y toda la villa retumba bajo este estruendo. Horas más tarde llega la Procesión de El Pregón cuyo silencio nos anuncia la muerte de Cristo.Y después, la de La Soledad y el Santo Entierro

 

Los Empalaos de Valverde de la Vera

 

Semana Santa Valverde de la Vera
Semana Santa Valverde de la Vera. Autor Manuel V. Fernández Sánchez

 

La noche del Jueves Santo las calles de Valverde de la Vera son el escenario de un ritual ancestral que se remonta al siglo XVI. Hablamos de Los Empalaos, penitentes anónimos que recorren el vía crucis descalzos, vestidos con una enagua blanca y un velo que cubre su rostro y sujeta una corona de espinas. Sobrecoge verles en su recorrido de penitencia llevando sobre sus hombros un timón de arado atado a su cuerpo con una soga de esparto y arrodillándose en señal de respeto cada vez que se cruzan dos empalaos.

 

La Danza de la Muerte de Verges

 

Semana Santa. Danza de la muerte en Verges
Semana Santa. Danza de la muerte en Verges

 

Verges, una localidad gerundense de apenas 1.200 habitantes, nos sorprende cada Jueves Santo con un ritual estremecedor: La Danza de La Muerte. En una procesión que recorre las calles y rincones de la ciudad, dos adultos y tres niños vestidos de esqueletos nos transmiten con sus mensajes y al son de un tétrico timbal, que la muerte nos llega a todos. La comparsa de la Danza de la Muerte la encabeza un esqueleto que representa la muerte, con una guadaña en la que se lee Nemini parco (A ninguno perdono); muy cerca, y uno a cada lado, dos niños llevando en la mano un plato de ceniza (recuerdo de aquello en lo que nos vamos a convertir); detrás, entre ambos, el otro esqueleto adulto, apoyando sobre su hombro un pendón en el que se lee Lo temps és breu (el tiempo es breve). Y por último, un tercer niño, que lleva un reloj (tarde o temprano, llega la hora).

 

Bajada del Ángel en Aranda de Duero

 

Semana Santa en Aranda de Duero
Semana Santa en Aranda de Duero

 

En Aranda de Duero, cada Domingo de Resurrección, tiene lugar una de las representaciones vivientes más sorprendentes de toda España. La Bajada del Ángel, que comienza cuando todas las imágenes de las procesiones de ese día confluyen frente a la iglesia de Santa María, la protagoniza un niño de ocho años caracterizado de ángel. La complejidad de esta celebración tiene lugar cuando dicho infante desciende desde 15 metros dentro de una esfera y asegurado simplemente con un arnés y una cuerda. Un momento especialmente delicado que simboliza el comienzo de la Resurrección del Señor.

 

El Ole de Frómista

 

Semana Santa en Frómista
Semana Santa en Frómista

 

En el bonito pueblo de Frómista, salpicado de monumentales iglesias románicas, el lunes siguiente al lunes de Pascua en honor a San Telmo se celebra la procesión del Ole. A las diez de la noche del domingo, con el repique de campanas en la iglesia de San Pedro, una marea humana concentrada en el pórtico del templo, “armados” con palos, garrotes, escobas y luminarias, esperan impacientes el vítor del santo para que de comienzo la singular procesión.   El vítor, portado por el mayordomo, es una cruz de madera en cuyo centro, por ambas caras, está pintada la imagen de San Telmo. De sus extremos cuelgan dos cintas rojas, sujetas por los diputados, que son hermanos elegidos por el secretario de la cofradía. El jolgorio es tremendo, y los participantes no paran de saltar y gritar “Ole”, “Esto no es Ole”, “Viva San Telmo”. Se cree que los orígenes del Ole están relacionados con la llegada de las reliquias del patrón, el 19 de octubre de 1742.

 

Semana Santa en Puente Genil. Figuras Bíblicas

 

Semana Santa Puente Genil
Semana Santa Puente Genil

 

Una de las tradiciones más destacadas de la Cuaresma pontana como es el Sábado de Romanos, nos indica que llega “La Mananta” a este bello pueblo de la campiña cordobesa. Nos cuentan que esta deformación fonética de la Semana Santa tiene su origen en un niño discapacitado que no podía pronunciar bien las palabras. Y así se la conoce a esta celebración llena de elementos originales como las más de 400 figuras bíblicas  que desfilan junto a las procesiones, los cuarteles o la Vieja Cuaresmera, que fue importada de Cataluña.

 

La Folía de San Vicente de la Barquera

 

Semana Santa San Vicente de la Barquera
Semana Santa San Vicente de la Barquera

 

Según cuenta la tradición, fue un martes de Pascua, cuando llegó al puerto la “Virgen de la Barquera”, denominada así por llegar en una barca sin remos, timón, ni tripulante alguno. Se trata de la Folía, una celebración que consiste en pasear a la Virgen con acompañamiento de canciones marineras, con sus sones y sus bailes, que se celebra el domingo después de Pascua de Resurrección y que está declarada de interés turístico nacional. Durante La Folía se celebra una procesión marítima, durante la cual las camareras de la Virgen acompañan a la imagen al ritmo de la pandereta y los mozos y las mozas bailan los picayos. Ese día, salen a la mar los barcos pesqueros de la ría engalanados y haciendo sonar sus sirenas.

 

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *