Visitar Islas Baleares

Las paradisíacas calas de Menorca que no te puedes perder

Olvídate de las aglomeraciones, de las playas atestadas y dedícate a recorrer los rincones más desconocidos de la isla de Menorca. Con un clima envidiable y una media de 2712 horas de sol al año, sus playas y calas de agua cristalina y finísima arena ofrecen un sinfín de propuestas irresistibles si eres aficionado al mar: desde darte un baño en cualquier cala de la isla a la práctica de windsurf, vela, submarinismo…o incluso realizar alguna excursión en barca alrededor de la isla y visitar preciosos puntos de la costa. Acompáñanos en esta ruta por paradisíacas calas de Menorca:

 

Cales Coves. Entre acantilados y cuevas

 

Cales Coves

Cales Coves

 

Cales Coves es una pequeña cala de Menorca situada en la costa sur de la isla que puede presumir de ser Monumento Histórico Artístico desde 1931. La cala está rodeada de acantilados en los cuales encontramos más de un centenar de cuevas artificiales que fueron utilizadas como necrópolis en la Edad de Bronce y en la edad de Hierro, manteniéndose en activo hasta la conquista romana. Para llegar a Cales Coves hay que entrar en la urbanización Son Vitamina, coger un camino que te llevará hasta el final de un barranco. Allí, expectante, aparece entre dos acantilados la preciosa cala.

 

Cala Mitjana. Entre aguas de color turquesa y pinos

 

Cala Mitjana

Cala Mitjana

 

Cala Mitjana es una pequeña cala virgen que se encuentra al sur de Menorca, en un entorno natural único, entre montañas rocosas y mucha vegetación. Sus aguas transparentes y de color turquesa, su arena dorada y su ubicación, al lado de Cala Galdana y Cala Trebaluger, la convierten en uno de los rincones más bonitos y paradisíacos de toda la isla. Para llegar a Cala Mitjana hay que tomar el desvío a Santa Galdana, justo antes de llegar a Ferrerías desde Ciudadela en dirección a Mahón. A pocos minutos hay un cartel señalizando la playa.

 

Cala Macarella y Macarelleta. De las más famosas de Menorca

 

Cala Macarella

Cala Macarella

 

Cala Macarella es una de las calas más famosas de Menorca. Tan sólo una escalinata de 50 escalones te separan del paraíso formado por la espectacular Macarella, con su agua de color turquesa, entre acantilados y árboles. El único pero es que en verano está bastante masificada por lo cual, una buena alternativa es Macarelleta, una cala más pequeña, que se encuentra a menos de diez minutos. ¡Ojo! Deja el bañador en el coche porque en esta cala se practica el nudismo. Si eres de los que practicas senderismo, puedes acceder a estas calas caminando desde Cala Galdana. Las vistas son espectaculares.

 

Cala Binissafúller. Entre pequeñas y antiguas casitas a pie de mar

 

Cala Binissafúller

Cala Binissafúller

 

Situada a unos cinco kilómetros de Sant Lluís, esta preciosa playa de Mallorca de arena blanca y reducidas dimensiones tiene un encanto especial que reside en las pequeñas y antiguas casas que hay a pie de mar. En las inmediaciones de la playa nos encontramos con el Club Náutico de Binissafúller un rincón al lado del mar donde se puede degustar una gran variedad de pescado fresco de la isla.

 

Cala Rafalet. Naturaleza en estado puro

 

Cala Rafalet

Cala Rafalet

 

Ubicada en el municipio de Sant Lluís, en la costa sureste de la isla de Menorca, se encuentra esta cala virgen de reducidas dimensiones, tan sólo diez metros de largo por cuarenta de ancho. Nos encontramos ante uno de los rincones secretos más bonitos de la isla, la gran desconocida para muchos. Esto la convierte en un sitio mágico, lleno de misterio. Adentrada en plena naturaleza, a unos pocos metros del bosque, este rincón puede presumir de ser uno de los más vírgenes donde disfrutar de la naturaleza en estado puro.

 

Cala Sant Esteve. Entre residencias veraniegas y barcas

 

Cala Sant Esteve

Cala Sant Esteve

 

Cala Sant Esteve se encuentra a 2,5 kilómetros de Es Castell de Menorca, flanqueada por el Fort Marlborough y el Castell de Sant Felip, así como entre la Torre d’en Penjat (desde obtendrás unas bellas vistas) y Punta de Sant Carles. La cala se encuentra rodeada de un gran número de residencias veraniegas y en su litoral podemos apreciar un gran número de barcas pequeñas ancladas.

 

Comments

comments

Next Article
Iznájar
Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *