Cáceres, Patrimonio de la Humanidad

Tengo buenísimos recuerdos de mi viaje a Cáceres. Me encantó la visita a la ciudad, la comida, sus gentes…Es un viaje que, sin duda, en cuanto disponga de tiempo repetiré. Ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO te impresionarán sus calles empedradas, sus iglesias, sus conventos, sus palacios renacentistas…la visita dentro del recinto amurallado te transportará a la Edad Media.Yo comenzaría la visita fuera del recinto amurallado donde el punto neurálgico se encuentra en la Plaza Mayor. Este es el punto de encuentro imprescindible para vivir el ambiente de Cáceres tanto de día como de noche. Plagado de bares de tapas, de copas, de comercios… es parada obligatoria tras empaparnos bien de la visita monumental y cultural. En un extremo de la plaza se encuentra el Ayuntamiento de estilo neoclásico. Aquí también encontraremos el Arco de la Estrella que da paso a la muralla y nos introduce al recinto monumental. Pero antes deberemos visitar edificios tan importantes y emblemáticos como la iglesia de San Juan (siglo XIV-XVI); la iglesia de Santiago (siglo XVI); el convento de San Francisco (siglo XV-XVI), esto en cuanto arquitectura religiosa.

Plaza Mayor de Cáceres

Plaza Mayor de Cáceres

En cuanto a la arquitectura civil deberemos detenernos ante el Palacio de la Audiencia (siglo XVIII); el palacio de Godoy (siglo XVI); o el Palacio de los Duques de Abrantes (siglo XV) entre otros. Dentro del recinto amurallado nos esperan auténticas maravillas, rincones con encanto, casas blasonadas y monumentos tan importantes como la Concatedral de Santa María la Mayor (siglo XII-XIV) de estilo gótico. Al lado encontramos otros edificios como el Palacio Episcopal, el palacio de Mayoralgo, el palacio de la Diputación y el palacio de Hernando de Orando. En la plaza de los Golfines encontramos uno de los edificios más importantes de Cáceres, me refiero al palacio de los Golfines de Abajo donde destaca su fachada plateresca.

Arco de la Estrella

Arco de la Estrella

Otras paradas obligatorias son la plaza de San Jorge con su iglesia de San Francisco Javier y en la plaza de San Mateo la iglesia del mismo nombre. Como puedes ver la lista de monumentos que hay que ver es casi interminable. Me estoy dejando algunos en el tintero, por ello lo mejor es que vayas tú mismo, te acerques a la oficina de turismo y te tomes tu tiempo para verlos todos. Cuando des por finalizada la visita lo mejor es reponer fuerzas probando la exquisita gastronomía cacereña. Yo volvería de nuevo a la Plaza Mayor y no dudaría en entrar en algún restaurante o taberna para probar esos embutidos tan típicos de la tierra, esa torta del casar que es un auténtico manjar, ese cordero o cabrito al horno y como no, ese buen vino de la tierra.

Alameda Palacete

Alameda Palacete

Cualquier época del año es buena para acercarnos a Cáceres pero la Semana Santa cacereña ha sido declarada de Interés Turístico Regional, así que si tienes vacaciones en estas fechas disfruta de la procesión del Cristo negro el miércoles Santo. Volviendo de Cáceres me acerqué a Trujillo, destino que recomiendo cien por cien. Trujillo se encuentra a 48 kilómetros y es una población muy visitada ya que cuenta con un patrimonio artístico de los más importantes de Extremadura.

 


Related Articles

Banyoles y su misterioso lago en Girona

Ubicado en la provincia de Girona se encuentra Banyoles, una ciudad preciosa que cuenta entre sus mayores atractivos con el

Cueva del Tesoro en Rincón de la Victoria

Situado en la Costa del Sol se encuentra Rincón de la Victoria, un destino que nos ofrece multitud de atractivos

Pamplona

En el centro de la Comunidad Foral de Navarra, en medio de una cuenca rodeada de montañas, se encuentra Pamplona,

No comments

Write a comment
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*