Galicia

El Camino de Santiago, la excusa perfecta para descubrir destinos increíbles en Galicia


A pie o en bicicleta, por senderos que se adentran en parajes únicos, por aldeas recónditas en las que parece que el tiempo se ha detenido. Millones de peregrinos recorren cada año el Camino de Santiago, una forma diferente de hacer turismo y vivir una experiencia irrepetible. De todos los caminos de Santiago posibles, sin duda, el francés es el más importante. Pero hay uno muy especial por lo espectacular de su trazado: el camino portugués por la costa. Un camino muy poco conocido que se adentra en una tierra mágica como es Galicia y que te descubrirá playas paradisíacas, acantilados, fortalezas y pueblos marineros con un encanto especial. Una riqueza inagotable que podrás descubrir a tu aire o a través de Tee Travel, agencia de referencia en el Camino de Santiago, que te lo pondrá muy fácil para que tu Camino sea una experiencia única y no pierdas detalle de todo lo que no te puedes perder:

 

A Guarda. Monte de Santa Tecla

 

La Guardia - Santa Tecla- Rias Baixas Turismo - Visitar Galicia
Santa Tecla. A Guarda

 

La subida al Monte de Santa Tecla, situado a 341 metros sobre la población de A Guarda, es una excursión inolvidable tanto por la posibilidad de descubrir su gran castro de Santa Tecla, como por las impresionantes vistas que obtendrás desde aquí: los montes da Grova, el valle del Rosal, el estuario del Miño, la costa portuguesa y la inmensidad del Océano Atlántico. Eso si, los días de niebla, el misticismo que inspira es increíble, sobre todo la subida por la senda peatonal con vía crucis incluido.

 

Real Monasterio de Santa María de Oya

 

Camino Santiago - Galicia - Rias Baixas
Situado en un escenario de película, en la abrupta costa, encontramos el Monasterio de Santa María de Oia, el único de la orden del Císter ubicado a orillas del mar y declarado Monumento Histórico Artístico en 1931. Fue un importante baluarte defensivo ante las constantes invasiones marítimas pero en 1835, con la Desamortización, se puso fin a la vida cisterciense del monasterio y pasó a propiedad privada. Durante la guerra civil fue utilizado como campo de concentración de presos republicanos.


 

Baiona

 

Camino Santiago - Bayona
Baiona fue el primer puerto de Europa en recibir la noticia del descubrimiento de América, con la llegada de la carabela Pinta el 1 de marzo de 1493. Dicha nave venía comandada por Martín Alonso Pinzón. Todos los años, en esta bonita villa turística, se reconstruye este episodio histórico con la Fiesta de la Arribada. La réplica de La Pinta es una de las visitas imprescindibles que te recomiendan nada más poner un pie en la oficina de turismo. En el folleto también encontrarás la ex colegiata románica de Santa María o el Castillo de Monterreal, ubicado en la península de Monte Boi, rodeado de murallas y de las playas Ribeira, Barbeira, Cuncheira y Dos Freires. ¿Las mejores vistas? Camino del monte de A Grova, donde se levanta la Virxe da Roca.

 

Islas Cies

 

Islas Cíes - Rias Baixas
Islas Cíes

 

Las antaño llamadas islas de las Palomas se encuentran en la entrada de la ría de Vigo y es uno de los lugares más bonitos de las Rías Baixas. Si buscas playas paradisíacas de aguas cristalinas en un entorno natural inigualable, este es tu sitio. Este Parque Nacional Marítimo-Terrestre está formado por tres islas, dos de ellas unidas mediante la famosa “Playa de Rodas”, considerada en el año 2007 como una de las mejores playas del mundo por el periódico británico The Guardian. Según este periódico el camping de las Islas Cíes está catalogado como entre los diez mejores del mundo. Así que si quieres pasar una noche bajo las estrellas debes reservar tu plaza con bastante antelación. Si no quieres pernoctar, puedes optar por ir y volver en el día en un barco. Hay compañías marítimas que te llevan hasta las Islas Cíes.

 

Casco viejo de Vigo

 

Autor imagen Alexleiro

 

Entre la agradable Plaza de la Constitución y el antiguo barrio marinero de Berbés encontramos el pequeño casco vello de Vigo, una visita imprescindible en nuestra visita a Galicia. Descubrirás calles pesqueras; ostreras al aire libre;  tabernas; marisquerías; un solemne templo neoclásico como es la Concatedral de Santa María de Vigo y el famoso Mercado de la Piedra, un lugar único donde degustar y adquirir las ostras gallegas.

Arcade y Castillo de Soutomaior

 

Castillo de Soutomaior. Autor imagen Xoan Anton Castro

 

Arcade es parada obligatoria para comerse una docena, o más, de ostras. Desde su centro, un desvío nos conduce al castillo medieval de Soutomaior. Se trata de una de las fortalezas mejor conservadas de Galicia, con sus enormes jardines en los que crecen árboles de los cinco continentes y 22 especies de camelias diferentes. Sus estanques,  sus murallas, su puente levadizo, su torre del homenaje y, ya en en el interior, sus antiguas estancias restauradas, convierten esta visita en una experiencia única.

 

Parque Natural del Río Barosa

 

Parque Natural Río Barosa. Autor imagen Juan Mejuto

 

Ubicado en el Concello de Barro, a unos 20 minutos de Pontevedra, encontramos un sitio de cuento, muy poco conocido y que realmente merece la pena un alto en “el camino”. Se trata del parque natural del río Barosa, uno de los parajes más bonitos que podemos encontrar en Galicia, con una hermosa cascada de agua, donde el río Barosa salva 60 metros en muy poca distancia. En el margen del río, catorce molinos de agua que forman un complejo único. Y, además, un área recreativa con mesas, fuentes e incluso barbacoas para reponer fuerzas e incluso darte un chapuzón.

 

Padrón

 

Padrón – Autor Fran Villena

 

Cuenta la tradición que en estas tierras estuvo predicando en vida el apóstol Santiago y que,  una vez martirizado, volvió milagrosamente después de muerto. Sus discípulos ataron la barca en la que traían el cuerpo a una piedra, un “pedrón”, de ahí el nombre de esta población. Hablar de Padrón es hablar, por tanto, del apóstol y de los peregrinos, pero también de escritores tan importantes como la poetisa Rosalía de Castro, y el Premio Nóbel Camilo José Cela. Y cómo no, de los pimientos de Padrón, que hay que probarlos si o si aunque unos piquen y otros no. No pasemos por alto el 25 de julio en esta villa de tradición jacobea ya que tiene lugar una multitudinaria romería a Santiaguiño do Monte.

 

Santiago

 


Y por fin llegamos a Santiago, a la plaza del Obradoiro, donde se alza imponente la Catedral, lugar de peregrinación de quienes realizan el Camino de Santiago. Y como buen peregrino, antes de callejear y admirar la belleza de esta mágica ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad, toca realizar algunos ritos.

Entrar en la Catedral por la Puerta Santa o la Puerta del Perdón, siempre que el Camino coincida en año Santo o de Jubileo extraordinario. Acudir a la misa del peregrino es obligado siempre que lleguemos a la ciudad de Compostela antes de las 12 del mediodía. Si no llegas a tiempo, a las 19.30 tienes otra misa coincidiendo, además, con la ceremonia del Botafumeiro. Y cómo no, no puedes irte de la Catedral sin visitar la cripta y los restos del Apóstol o ascender al Camarín.

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *