Navarra

Una ruta en coche por el Valle del Baztán

España es un país ideal para recorrer en coche ya que el abanico de rincones increíbles por descubrir es muy amplio. Y aunque cada región tiene su encanto, nosotros tenemos debilidad por el norte y por destinos misteriosos y envueltos en leyendas. Uno de nuestros preferidos es el Valle del Baztán que, ubicado en la zona del Pirineo navarro, esconde frondosos bosques, cuevas y hoces y está salpicado de pequeños pueblos pintorescos como Almandoz.

Sin duda, el mejor punto de partida para iniciar una ruta que, hasta Zugarramurdi, pasa por verdes prados y montañas salpicadas con caseríos de piedra; monasterios y puentes medievales; sugerentes bosques; monumentos megalíticos y cuevas…cuevas donde antaño se celebraban aquelarres. Nos adentramos en una tierra mágica que habla de brujería, de leyendas, de pueblos misteriosos, de tradiciones arraigadas y de bosques de hayas, robles y castaños. Y que mejor forma de recorrerla que a nuestro aire, en coche. No olvides en la maleta alguna tarjeta de fidelización para utilizarla en las estaciones de servicios a la hora de repostear. Una de las más conocidas es la Tarjeta de puntos MiBp, una tarjeta de filelización que, al tiempo que echamos gasolina vamos acumulando puntos y al final los canjeamos por premios o descuentos en Amazonpor ejemplo o en otra de las tantas tiendas en las cuales tienen alianzas. El punto de la gasolina es un elemento que tenemos claro, especialmente si queremos hacernos con una guía del Valle del Baztán y comenzar nuestro recorrido por los 15 pueblos que componen el Valle.
 

Almandoz

 

Almandoz - Ruta en coche por el Valle del Baztán
San Pedro – Almandoz – Autor imagen. Euskaldunaa

 

Es el pueblo situado más al sur del valle, conocido por sus célebres canteras. ¿Sabías que el mármol que luce el kremlin de la Plaza Roja de Moscú y el Cristobal Colón de Barcelona proviene de aquí? Dando un paseo por sus calles descubrirás el encanto de casonas hidalgas como la de Etxoa, bonitos palacios como el de Galtzaga y una iglesia moderna, la de San Pedro Apóstol.
 

Ziga

 

Valle del Baztán
San Lorenzo – Ziga .Autor imagen. Uranzu

 

Apenas 7 km nos separan de Ziga, un bonito pueblo que llama la atención por su impresionante iglesia de San Lorenzo, probablemente el mejor exponente de estilo herreriano en Navarra. También merece una visita las casonas palaciegas de la localidad. ¿Y en las proximidades? Dos interesantes monumentos megalíticos: el menhir Urdintz y los dólmenes de Abartán-Saioa.
 

Irurita

 

Irurita – Valle del Baztán. Autor Euskalduna

 

Antes de llegar a este precioso pueblo tenemos que hacer un alto en el camino en el mirador de Baztán para fotografiar las impresionantes vistas que desde aquí obtenemos del valle: un bucólico paisaje con el río Bidasoa y multitud de caseríos entre prados, densos bosques y montañas. A tan sólo 9 kilómetros encontramos Irurita, un tranquilo pueblo que nos llamará la atención por sus torres construidas al estilo de fortalezas. Un buen ejemplo es la torre medieval incorporada al palacio del Marqués de Casa Torre, del siglo XVIII o Casa Dorrea, otra torre del siglo XV. De camino a Elizondo merece la pena el desvío hacia la localidad de Arraioz para contemplar otras dos muestras de casas-torres medievales: la de Jauregizar y la de Zubiria, junto al puente sobre el Bidasoa.
 

Elizondo

 


 
Tan sólo 2 kilómetros separan Arraioz de Elizondo, capital del valle que cuenta con un buen número de casonas y palacetes como el palacio barroco de Arizkunenea, una curiosa construcción de gusto francés, actual sede de la Casa de Cultura. Si quieres profundizar en las formas de vida tradicionales del valle no dejes de visitar el Museo Etnográfico de Baztan, situado en la casa Puriosenea o “casa de loso moros”. Descubrirás el folclore, la indumentaria y la música de los baztaneses del siglo XIX, conocerás vetustos oficios artesanales e incluso podrás sumergirte en un antiguo mercado rural. Los amantes del chocolate encontrarán en Elizondo su paraíso. Delicias como el urrakin egiña, una tableta de chocolate con avellanas enteras que sedujo al mismísimo Pío Baroja, no pueden faltar entre tus compras. Y si tu escapada coincide con el mes de julio, podrás disfrutar del Baztandarren Biltzarra, una fiesta de hermandad en la que participan los quince pueblos del valle y donde no faltan desfiles de carrozas, danzas tradicionales y comida popular al aire libre.
 

Arizkun

 

Santxotena en Arizkun. Autor Euskalduna

 

Seguimos nuestro camino por el valle del Baztán y nuestra siguiente parada es Arizkun, una bonita localidad conocida por el convento de Nuestra Señora de los Ángeles, la iglesia de San Juan Bautista y por uno de sus barrios, el de Bozate. Y es que este lugar estuvo habitado durante siglos por los agotes, un grupo étnico de origen misterioso y socialmente discriminado durante siglos. Son varias las hipotésis que surgen alrededor del origen de esta etnia maldita que no podían participar en actos públicos, tenían prohibido los matrimonios mixtos e incluso su acceso a la iglesia estaba restringida a una puerta lateral. Para profundizar sobre el misterioso mundo de los agotes hay que visitar la Casa Museo Gorrienea, en la que el escultor Xabier Santxotena ha reunido un rico material etnografíco sobre la vida de este pueblo.
 

Amaiur / Maya

 

Amaiur – Valle del Baztán. Autor imagen Uranzu

 

Después de visitar Erratzu y sus casonas palaciegas y desviarnos hacia la cascada de Xorroxin, un espectacular salto de agua del que se dice que habitaban las lamias (seres mitológicos mitad pez mitad mujer), llegamos a Amaiur / Maya. Es uno de los pueblos con más encanto del valle de Baztán, famoso por ser el último foco de resistencia de los navarros frente a Castilla a principios del siglo XVI. En recuerdo de este episodio histórico, se alza un monolito sobre el cerro que domina la villa, lugar donde todavía quedan restos del antiguo castillo. Para disfrutar del encanto de esta localidad, lo mejor es perderse por sus calles y descubrir sus rincones sugerentes con bonitas casas señoriales como la casa Arriada, los palacios Borda y Arretxea o la iglesia de la Virgen de la Asunción, de origen medieval.

 

Urdax /Urdazubi

 

Cuevas de Ikaburu en Urdax. Autor imagen. Javier Martinlo

 

La pequeña localidad de Urdax / Urdazubi esconde grandes atractivos como puentes medievales; el monasterio de San Salvador; un interesante molino de agua del año 1713, que es uno de los pocos que permanece en funcionamiento en Navarra; y unas cuevas, las de Ikaburu, un lugar mágico envuelto en leyendas. Se trata de una gruta que se origino hace unos 14.000 años gracias a la continua erosión del río Urtxuma y que sirvió de escondite para contrabandistas, de refugio durante la guerra de la Independencia y las contiendas carlitas y, según las leyendas locales, está habitada por lamias. Si te animas a visitarlas, te adentrarás en un mágico universo de estalactitas y estalagmitas que te conducirán por rincones tan sugerentes como el “Salón de Recepciones”, la “Sala de los Tres Reyes” o la “Sala de las Columnas”.

 

Zugarramurdi

 

 

En Zugarramurdi, un pequeña localidad conocida como “el pueblo de las brujas” se respira misterio y magia. Su fama se debe a un episodio siniestro: el auto de fe de brujería que en el siglo XVII llevó a cabo la Inquisición y que concluyó con la muerte en la hoguera de ocho vecinos de Zugarramurdi. A modo de juego puedes buscar las diez cruces que la Iglesia colocó para proteger al pueblo que todavía se encuentran de pie en las calles. Siguiendo el Arroyo del Infierno (ya nadie recuerda quién le puso ese nombre), se encuentran las cuevas del akelarre. En el prado de la entrada se juntaban brujas y brujos y hacían los sacrificios de animales que les eran requeridos. Hay una tabla que nombra e indica la edad de las hechiceras: la mayoría rondaba los 20 años pero también las había mayores, de 80 años más o menos. Para revivir este episodio, en el viejo hospital se instaló el Museo de las Brujas de Zugarramurdi, de visita obligada para los amantes del misterio.

Estos son sólo algunos de los rincones que no debes perderte en tu ruta en coche por el Valle del Baztán. En nuestra guía aparecen más pero si prefieres descubrirlos a tu aire, y a tu ritmo, hazlo.

Y de verdad, no te preocupes por el tema del repostaje porque hay mil maneras de ahorrar y en el camino encontrarás una estación de servicio a cada tantos kilómetros, así que no te quedaras varado. Entonces a disfrutar del viaje por tierras navarras!

 

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *