Turismo por España

8 buenas razones para visitar Peñíscola

Su evocador pasado nos habla de pescadores, Templarios y Papas enfrentados a Roma, pero hoy sirve de refugio a viajeros en busca de esas sensaciones que sólo el Mediterráneo nos puede proporcionar. Peñíscola, joya indiscutible de la Costa del Azahar, enamora por sus arenales, sus calas, acantilados y por un bello caserío blanco que ha servido de escenario para superproducciones cinematográficas. Y es que, la llegada a la ciudad del mar de actores de la talla de Charlton Heston, le dió un punto chic a este pueblecito que a día de hoy sigue y que lo ha convertido en una de las paradas obligatorias en una escapada a Castellón. Te damos “un puñado” de buenas razones para perderte por Peñíscola.

Ruta de Cine

 

Qué ver en Peñiscola - Castillo del Papa Luna - Castellón Turismo
Puerto de Peñíscola y castillo al fondo. Imagen via Patronato de Turismo de Peñíscola

 

Los vecinos de esta famosa localidad de Castellón llevan años acostumbrándose a los focos. Y es que su recinto amurallado, de la época de Felipe II, ha sido elegido como escenario para superproducciones de Hollywood como “El Cid”. Y más recientemente como “plató” para series exitosas como “El chiringuito de Pepe” o Juego de Tronos donde podemos ver a nuestra ciudad del mar convertida en Meereen, la más grande las ciudades de la Bahía de los Esclavos. Si eres amante de esta serie, no te pierdas rincones como la plaza de Santa María, el Portal Fosc o el patio de armas del Castillo del Papa Luna, principal atractivo de la localidad y, como no podía ser de otra manera, otra buena razón para visitar Peñíscola.

 

Un paseo por el castillo del Papa Luna

 

Castillo del Papa Luna - Que ver en Peñiscola - Castellón Turismo
La fortaleza, que fue construida por la Orden del Temple sobre los antiguos cimientos de una alcazaba musulmana, fue residencia de Benedicto XIII, más conocido como Papa Luna. Una leyenda cuenta que hay una cueva desde el castillo hasta el Puerto, utilizada para esconder a la población en época de guerras. Si te animas a realizar la visita, paradas obligatorias son las mazmorras, el Salón del Cónclave, la iglesia o el Salón Gótico, donde se celebran conciertos de música clásica. ¿Y la fotografía más buscada? Los acantilados que se descuelgan hacia el mar vistos de las murallas que se descubren desde el patio de armas.

 

El Puerto Pesquero. Una cita con el mar

 

Rederas – Imagen vía Patronato Turismo Peñíscola

 

Es uno de los lugares con más encanto de la ciudad. Y es que la llegada de las barcas de pesca al recinto portuario, situado justo a los pies de las murallas medievales, resulta una estampa de lo más atractiva. Partiendo del puerto puedes realizar un bonito recorrido marítimo con el que podrás disfrutar de las azules aguas mediterráneas. Hay empresas que lo ofrecen, además de rutas marineras que te permiten vivir un día con los pescadores de Peñíscola y así conocer la pesca de arrastre o visitar la lonja, entre otras experiencias.

 

El Bufador

 

Salida del Bufador. Imagen vía panoramio

 

El Bufador es una de las singularidades de Peñíscola. Se trata de un monumento natural, una especie de orificio entre las rocas, entre las murallas y las casas, que comunica directamente con el mar. Resulta todo un espectáculo cuando hay temporal o en días de tormenta ya que las aguas emergen con gran presión por este profundo agujero. En verano resulta muy relajante, cuando el mar está tranquilo, escuchar el batir de las olas unos metros más abajo. Además, al lado del misterioso orificio se encuentra Samarucs, un local de aspecto chill-out donde tomar algo al anochecer mientras se escucha el resoplido del mar. ¡Muy recomendable!

 

Gastronomía de cine

 

Qué comer en Peñíscola - Peñíscola Turismo - Visitar Castellón

 

Los pescados y mariscos que, al atardecer llegan al puerto procedentes de la mar, son la base de la rica y variada gastronomía de Peñíscola: langostinos, galeras, lubinas, lenguados o especies tan variopintas como los dátiles de mar o les caixetes (una variedad que se consigue sólo entre Peñíscola y Vinarós). Algunos de ellos, auténticos protagonistas de los arroces más ricos que puedas imaginar y también de jornadas gastronómicas como las del Arroz y la Galera.

Y a partir de ahora, además,  la localidad se vuelca también en la gastronomía ligada al mundo audiovisual con platos de cine. Platos inspirados en Juego de Tronos, el Chiringuito de Pepe; la superproducción de Hollywood que protagonizó Charlton Heston, El Cid; o las películas que Berlanga rodó en la localidad, Calabuch y París Tumbuctú que harán las delicias de los paladares más exigentes y que se podrán degustar en algunos de los restaurantes de la ciudad.

Playas y la costa más virgen en la Sierra de Irta

 

Playas de Peñíscola - Qué ver en Peñíscola - Turismo Peñíscola
Playas de Peñíscola. Imagen vía Patronato Turismo de Peñíscola

 

Pero si de algo presume Peñíscola, es de sus magníficas playas. La playa del Norte, que se extiende a lo largo de 5 km es la más recomendada por contar con todas las prestaciones para el ocio de los usuarios. Su ubicación, próxima al casco antiguo y con el Castillo del Papa Luna como telón de fondo, la convierten en la más visitada por los turistas. En este entorno espectacular encontrarás una gran oferta de  apartamentos en Peñíscola de Hundredrooms con mucho encanto para que tus vacaciones sean perfectas.

 

Torre Badum. Turismo Castellón
Torre Badum

 

Los amantes de la costa virgen encontrarán en el litoral sur las playas más recónditas y calas con acantilados, en un entorno increíble como la Sierra de Irta. Llega hasta los pies de Torre Badum y date un chapuzón en uno de los numerosos manantiales de agua dulce que emergen aquí.

 

Una excursión al paraíso de las Islas Columbretes

 

Columbretes - Qué ver en Castellón
Columbretes

 

Aprovecha para realizar una excursión a las Islas Columbretes, uno de los parajes naturales más espectaculares de toda la costa mediterránea. Date el capricho y sube a bordo de alguna de las embarcaciones que parten desde el puerto de Peñíscola y ofrecen este viaje al paraíso terrenal. A causa de la fragilidad de las islas, solamente podremos recorrer a pie L’Illa Grossa. Durante el paseo hasta el faro disfrutaremos de un majestuoso paisaje volcánico salpicado de numerosas aves marinas y las plantas más representativas de la flora isleña. Después de la caminata, nada mejor que darse un chapuzón en sus aguas de extraordinaria belleza. Así que no olvides la máscara, el tubo y las aletas porque los delfines mulares, las barracudas o los peces luna te esperan.

 

Y en septiembre…la ciudad del mar se viste de fiesta

 

Fiestas en Peñíscola
Fiestas Peñíscola – Imagen vía Patronato Turismo Peñíscola

 

Peñíscola disfruta, en las primeras semana de septiembre, de las fiestas en honor a la Virgen de Ermitana, patrona de Peñíscola y declaradas de Interés Turístico Nacional. El escenario es irrepetible: la Plaça d’Armes, dentro del recinto de la ciudad fortificada, con la iglesia y el castillo al fondo. Es un 8 de septiembre y la Virgen de la Ermitana sale de la iglesia en procesión a hombros de marineros. Le acompañan en su recorrido por las estrechas calles de Peñíscola cavallets, dansants, llauradors, gitanetes, pelegrins y moros y cristians. Durante estos días la localidad se engalana para vivir con fervor y devoción estas fiestas en las que no faltan espectaculares fuegos artificiales, danzas tradicionales, la “soltá” de vaquillas por la playa y los coloridos desfiles de Moros y Cristianos. ¡Para no perdérselo!

Comments

comments

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *